La hormona del amor y nuestros abuelos

El ritmo de vida que llevamos los padres hoy en día y los nuevos roles familiares hacen que muchos  abuelos  cuiden a menudo de sus nietos. Son pilares fundamentales tanto para padres como para los niños que se nutren de sus enseñanzas y sabiduría , mientras que los mayores se sienten útiles, activos, y felices de compartir tiempo con los pequeños.

Nos encanta desde Gold Assisstance poder compartir la noticia de un reciente estudio realizado en Alemania en las últimas décadas, donde destacan que los abuelos que cuidan de sus nietos ocasionalmente viven más. Concretamente, se reduce en un 37 por ciento el riesgo de morir en los siguientes 20 años.

La investigación fue realizada en base a datos de un estudio longitudinal en el que participaron más de 500 personas de entre 70 y 100 años en Berlin a lo largo de dos décadas (entre 1990 y 2009).

 La mayoría de los abuelos que cuidaban a sus nietos seguía con vida muchos años después de la primera entrevista, mientras que el grupo que no tenía un contacto habitual con ellos presentó una mortalidad mucho mayor.

Entre el grupo de abuelos que pasaban tiempo con sus nietos, los indicadores de salud eran mejores. Se cree que podrían liberar más Oxitocina, conocida como "la hormona del amor", segregada en altísimos niveles durante el parto y también durante la lactancia, relacionada con la afectividad.

Según la autora del estudio, "este vínculo podría ser un mecanismo profundamente arraigado en nuestro pasado evolutivo cuando la ayuda con el cuidado de los niños era crucial para la supervivencia de la especie humana”. Gracias a nuestros padres, abuelos y viva la “oxitocina”

 Fuente Scientific American

 

Acompañamiento de mayores en casa

"Acompañamos a los mayores en su día a día".